1000 HP,para este Mustang

Los clásicos, clásicos son, y como tal deberían quedarse. Sin embargo, hay quien se atreve a ponerse manos a la obra con ellos y tratar de transformarlos en máquinas que, en la época que nacieron, serían impensables. Es precisamente lo que ha sucedido con el Ford Mustang de 1965 del que hoy vamos a hablar, que tras pasar por los talleres del preparador Timeless Kustoms luce de forma impresionante. Podrá gustarte o no, pero lo que no podrás negar es que su sola presencia causa respeto.

Nos queda hablar de la parte más impresionante de este muscle car tan espectacular, que no es otra que el motor. Se trata de un V8 de Ford Performance de 5,1 litros de cilindrada, que gracias a un supercargador Magnuson TVS y dos turbocompresores Precision Turbo supera los 1.000 CV de potencia, los cuales derivan al tren trasero gracias a la anteriormente mencionada transmisión secuencial de seis marchas. ¡Ah! Y las nuevas llantas tienen un tamaño de 19 pulgadas.

AUTO BILD.ES