500 SUPERFAST

Lanzado en 1964, el 500 Superfast mostró al mundo que un Ferrari podía ser deportivo y lujoso en partes iguales. El nombre Superfast aludía —evidentemente— a su motor V12 de 5.0 litros montado en la parte delantera con una potencia de 400 caballos de fuerza. En el interior, los cuatro pasajeros disfrutaban del rugido de sus cilindros rodeados de tapicería de cuero suave y piezas de madera real. La producción del 500 Superfast original totalizó 25 unidades. Los primeros modelos llegaron con una transmisión manual de cuatro velocidades. En 1966, Ferrari construyó 12 ejemplares adicionales con una transmisión manual de cinco velocidades.

El departamento de archivos de Ferrari explica que el 500 Superfast fue el último coupé de bajo volumen de la compañía. A finales de la década de 1960, se hizo cada vez más difícil para los funcionarios justificar la realización de grandes inversiones para construir automóviles de bajo volumen como el Superfast. Desde entonces, Ferrari se centró en la producción en serie.

Digital Trends