Abarth 124 GT

La italiana Abarth no quiere perder la ocasión, y ha preparado una sorpresa para Ginebra, una sorpresa en forma de cabrio picante.

Abarth, preparador oficial de Fiat, está viviendo estos últimos años un periodo de "renacimiento" gracias a modelos como el 500 o el Punto, que han revitalizado la imagen de estos deportivos modelos. Ahora le ha tocado el turno a la última criatura de Fiat, el 124 Spider, un pequeño roadster biplaza que gracias a Abarth se convierte en uno de los descapotables más apetecibles del momento.

Sí, hablamos del Abarth 124 Spider, único Abarth descapotable a la venta. El 124 Spider llegó al mercado hace un par de años de la mano de una estrecha colaboración entre Mazda y FCA, aunque con filosofías diferentes. El 124 apuesta por un carácter más rutero, aunque la variante Abarth disfruta de un carácter mucho más dinámico.


Animado por un potente motor 1.4 Multiair turbo de 170 CV con una caja de cambios manual de 6 relaciones, el Abarth 124 Spider ha conseguido satisfacer las demandas de aquellos que buscaban un deportivo descapotable, con carácter y con una estética muy deportiva sin necesidad de tener que desembolsar una enorme cantidad de dinero.


Ahora, los chicos de Abarth han anunciado la llegada de una versión especial del Abarth 124 Spider denominada GT que apuesta, principalmente, por una estética muy atractiva gracias a la presencia de un elemento inédito en el modelo italiano hasta la fecha. Sí, hablamos de un techo duro retirable manualmente.

Construido en una sola pieza, este techo duro ha sido realizado, además, en fibra de carbono, contando además con luna térmica y cierres de seguridad. Como no podía ser menos, la estética del conjunto es rompedora, ofreciendo una imagen similar a la de un coupé con las ventajas de poder disfrutar de un descapotable cuando sea pertinente.

Además del techo duro, se han incorporado otras mejoras estéticas como los detalles en color gris oscuro (gun grey) o unas llantas de aleación de 17 pulgadas con terminación negra brillante y diseño específico para esta versión. Sin duda, todo un atrapa-miradas.

Una nota de Highmotor