Alpine de Rally

Como coche de rallyes, el Alpine A110 ganó fama mundial gracias a las victorias de los años setenta. Su participación en el Campeonato Internacional de Fabricantes fue clave, aunque quizás lo fue más cuando llegó el Campeonato Mundial de Rally. La temporada de 1973 daba la bienvenida a este campeonato, una temporada en la que Renault decidía participar con el A110.

El coche de Renault para el Campeonato Mundial de Rally dio la talla, tanto que en su primera participación, el Rally de Monte Carlo de 1973, conseguía la victoria a manos de Jean-Claude Andruet, piloto que llevó al modelo a ser el primer coche en ganar una prueba del nuevo campeonato. Llegó a ganar cinco veces, subiéndose a lo más alto del podium en prácticamente todas las carreras. Al final de la temporada el Alpine ganaba el primer título mundial de contructores.

El Lancia Stratos firmó la sentencia de muerte del Alpine A110 y de otros muchos más en los rallyes. Los ingenieros intentaron adaptar las nuevas tecnologías al A110 pero no tuvieron buenos resultados. En 1974 el Alpine A110 quedó obsoleto en este campeonato pero siguió en producción hasta 1978 por varias ensambladoras alrededor del mundo.

Publicado por AUTOBILD.ES