Electricos a mi?

Las 12 hs.

¡Definitivamente debo creer que soy un adelantado!

Allá por 1968, a mis 18 años gane una carrera de autos eléctricos de 12 hs de duración y dentro de un equipo oficial, o sea, ya era piloto profesional.

¿Las vueltas que tiene la vida no?

En esa época estaba muy decidido a encontrar la forma de correr en autos, no tenía un solo peso, estaba estudiando en Bellas Artes de La Plata la carrera de diseño y no pude superar el examen de ingreso…bueno, por algo será, pensaba.

Mis tardes las pasaba armando algún auto de Scalextric, ahora se llaman auto de Slot, y recorría varias pistas cercanas a San Isidro y allí me prendía con varios más. Los autos eran escala 1-18 o tal vez más grandes en esa época y las carrocerías, en muchos casos eran de plásticos duros y si los chocabas…se rompían. No son como los actuales que las carrocerías son en realidad un gran alerón que pega los autos a la pista.

Un día apareció un Sr de grandes anteojos con marco negro, de pelo negro y cara de buen tipo. Tal vez muchos de Uds. lo conozcan hoy y lo escuchen con atención. Definitivamente es muy bueno explicando la técnica de un motor o la tecnología compleja de una cámara de combustión. ¿Ya adivinan quién es? Bueno, sigan pensando…

Me saludo amablemente, y me pidió que probara un chasis que el mismo había creado, un chasis adelantado para la época, con suspensión y una guía que se mantenía mucho mejor en las curvas planas y ni que hablar en las peraltadas, de verdad iba muy bien.

Encantado de ver su auto volar en la pista, me ofreció ser piloto de su equipo de autos de Slot, es decir yo solo era el equipo. Los chasis se llamaban ALGAR y con una valijita de madera llena de autos, chasis, ruedas, coronas y escobillas nos anotamos en las 12 hs de Villa Adelina una pista que estaba sobre la Panamericana e Irigoyen en Martínez.

Con otro piloto, Beto era su sobrenombre, largamos las famosas 12 hs de Scalextric, una verdadera locura si lo miro hoy…

Los pulsadores Cox, se recalentaban y había que cambiarlos cada rato, esto hacia que nos retrasáramos dos o tres vueltas cada vez, pero, a todos les pasaba lo mismo. Entonces el ingeniero, tomo su auto, fue a su casa y trajo el secador de pelo de su mama, lo puso en modo ventilación y…refrescábamos el pulsador. Ganamos las 12 hs por más de 70 vueltas, nunca más cambiamos de pulsador.

Con pelo blanco, los mismos anteojos y 20 años más me lo encontré una vez en los bancos de prueba de Ford Motor Argentina, el dirigía los ensayos de motores de la planta y yo era piloto Ford de TC 2000 en 1985.  ¿Todavía no adivinaron su nombre? 

Va la última ayuda, es una gran persona, es un gran amigo, sabe mucho de autos, tiene pelo muy blanco, usa enormes anteojos… ¿Y nada? A ver, tiene un programa de autos…

Si, allí adivino uno, es Alberto Garibaldi, de él se trata y en la foto de esta nota esta nuestro auto, ganador de las 12 hs. Obviamente está en funcionamiento y lo guardo con orgullo. Gracias Alberto, una historia que recorrimos juntos.