Fuego y Turbo

Aprovechando su experiencia en los deportes del motor y su experiencia en las aplicaciones industriales a gran escala de los turbocompresores, Renault decidió producir una versión de alto rendimiento del Fuego coupé de 1980. Estaba propulsado por un motor turboalimentado de 1.5 litros basado en el motor del Renault 18 Turbo. Sin embargo, mientras que el Renault 18 Turbo fue diseñado para lograr el mejor compromiso entre rendimiento y ahorro de combustible, el Fuego Turbo tiene que ver con el rendimiento.


El Renault Fuego Turbo desarrollaba una potencia máxima de 132 CV y contaba con una velocidad máxima de 200 km/h. Era capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 9,5 segundos y contaba con amplio equipamiento, que incluía llantas de aleación BBS "honeycomb", aire acondicionado y calcomanías laterales "Turbo".

Publicado por Auto Facil