La GTO, es la vedette

El 250 GTO es el Ferrari clásico por excelencia, algo así como la Mona Lisa del mundo automotriz. Un total de 39 ejemplares se fabricaron entre 1962 y 1964 y colectivamente tienen uno de los pedigrís de carreras más impresionantes de todos los tiempos. Sus líneas voluptuosas y proporciones atemporales contribuyen al atractivo del automóvil. Los 250 GTOs rara vez salen a la venta, y los pocos que cambian de dueños lo hacen en transacciones de $40 y hasta $60 millones de dólares. Ser dueño de uno significa ser parte de un club muy, pero que muy exclusivo. La lista de propietarios pasados ​​y actuales incluye a Sir Stirling Moss, el baterista de Pink Floyd Nick Mason y Ralph Lauren.

Foto e info DIGITAL TRENDS