NISSAN GTR RS

Por primera vez Italdesign y Nissan unen sus fuerzas. Lo hacen con motivo del 50º aniversario tanto del estudio de diseño italiano como del la icónica línea GT-R de Nissan, que nacía con el Skyline GT-R, y cuyo regalo de cumpleaños en conjunto es este Nissan GT-R50. Se trata de un prototipo desarrollado y concebido por Italdesign, que se presentará el próximo mes de julio y que hace gala de una brutal estética, así como de una buena inyección de potencia y deportividad.

El Nissan GT-R50 está basado en el último Nissan GT-R NISMO, aunque su estética ha sido rediseñada para la ocasión. Lo primero que llama la atención es el frontal, con un gigantesco módulo en tono dorado que enmarca la parrilla del deportivo nipón, así como un nuevo y prominente labio frontal en fibra de carbono vista.

Además, la altura de la línea de techo se ha rebajado en 54 mm y la trasera, que viste en el mismo tono dorado, se ha rediseñado por completo, con los faros en relieve, un gigantesco difusor laminado que integra dos salidas de escape, respecto a las cuatro del NISMO, y va coronada por un gigantesco alerón ajustable eléctricamente. Además, se han añadido unas llantas de diseño específico de 21 pulgadas sobre las que van montados los neumáticos de alto rendimiento Michelin Pilot Super Sport.

Los acentos en dorado se reparten a lo largo y ancho de la carrocería, que combinan a la perfección con el gris que viste el Nissan GT-R50. Además de en el frontal y en la zaga, los encontramos en los retrovisores exteriores o en las entradas de aire ubicadas en los laterales, tras las ruedas delanteras, y en el capó.

Nissan GT-R50, 50º aniversario Italdesign y GT-R

Esta línea estética también se mantiene en el interior, con detalles dorados en el salpicadero, las salidas del aire acondicionado o las puertas. El habitáculo del Nissan GT-R50 presenta una combinación en fibra de carbono y Alcantara, tanto en el mencionado salpicadero, como en la consola central o el volante, enmarcándose el cuadro de instrumentos completamente digital en el ligero material.

Además, terminando con el apartado estético, los asientos deportivos de esta edición tan especial van revestidos en cuero y Alcantara, así como en fibra de carbono vista en su parte trasera.

Pasando a lo que no se ve, el Nissan GT-R50 también ha recibido mejoras en el apartado mecánico y dinámico. El conocido motor V6 biturbo de 3.8 litros y 600 CV del GT-R NISMO eleva su potencia hasta unos brutales 720 CV y su par motor a los 780 Nm. Entrega que consigue gracias a la suma de dos nuevos turbocompresores GT3 heredados de la competición, además de por la inclusión de nuevos elementos en el motor que incluyen los pistones, el cigüeñal, el árbol de levas o los inyectores.


Asimismo, la transmisión automática de doble embrague y seis velocidades ha sido revisada y reforzada, mientras que la suspensión se sustituye por una ajustable firmada por Bilstein, completándose el conjunto con unos frenos Brembo más deportivos, de seis pistones en el eje delantero y cuatro en el trasero.

Nissan no confirma si este prototipo verá o no la luz como modelo de producción. De hacerlo, es de esperar que lo haga en una serie muy limitada y, posiblemente, con menos fantasía en lo que toca a diseño. No obstante, por el momento sólo resta esperar a que el fabricante nipón diga esta boca es mía.


INFO Y FOTO MOTORPASION