Ogier otra vez!!

Empezando el día con una ventaja de 27 segundos sobre los segundos clasificados, Sébastien Ogier y Julien Ingrassia mantuvieron la calma a pesar de la presión que ejercieron sus más inmediatos perseguidores. Piloto y copiloto supieron controlar la última etapa para asegurarse la victoria, aumentando su margen durante los sesenta kilómetros finales. También sumaron los cinco puntos extra de la Power Stage tras conseguir ahí su séptima victoria en una especial, lo que los convirtió en los mejores del fin de semana. Fue un excelente fin de semana en lo que a sumar puntos se refiere, lo que les ha permitido subir hasta la segunda posición del campeonato, a solo cuatro puntos del líder.


 


Los seis veces campeones del mundo se colocaron líderes en su segunda pasada por el tramo de El Chocolate (31,57 km), la especial más técnica el primer día, para terminar la primera etapa con cuatro victorias en especiales y una ventaja en la general de 14,8 segundos, a pesar de haber salido en los tramos desde el tercer lugar. Al día siguiente por poco tiempo perdieron la primera posición, cuando la ES10 tuvo que ser neutralizada, y se les otorgó un tiempo debido al pinchazo que habían sufrido durante el tramo, lo que les hizo perder el liderato. A pesar de que no contaban con un neumático de repuesto, volvieron a atacar y se colocaron primeros en la siguiente especial, marcando el segundo mejor tiempo a solo 1,2 segundos del vencedor. Y luego lo hicieron todavía mejor, finalizando en primer lugar al terminar la especial del primer bucle de la mañana. Por la tarde consiguieron la sexta victoria de especial del fin de semana, a pesar de contar con la desventaja de ser los únicos que llevaban dos ruedas de repuesto. Su actuación les permitió acumular una importante ventaja, y supieron manejar la última etapa con el control del que tienen fama.


 


Once años después de debutar en el campeonato del mundo aquí en México, en un Citroën C2 Super 1600, Sébastien y Julien consiguieron su quinta victoria en suelo mexicano, junto a las de 2013, 2014, 2015 y 2018. Se trata también de su segunda victoria de la temporada, después del Montecarlo, y la tercera vez de los tres rallyes disputados en 2019, que el Citroën Total World Rally Team sube a uno de los dos escalones del podio, lo que confirma, sin lugar a dudas, su alta competitividad.