RENAULT Y FACU

El conjunto cumplió con el objetivo planteado y se quedó con la triple corona de la categoría más tecnológica del automovilismo argentino. Facundo Ardusso ratificó el reinado en Súper TC2000, de la misma manera que Renault Sport, y mientras el piloto de Las Parejas logró el segundo título seguido, el Rombo sumó la décima copa a su rica historia dentro de la divisional.


En una competencia sin demasiadas incidencias, Ardusso corrió con la cabeza para asegurar la corona. Tras la partida prefirió no forzar la defensa del primer puesto ante Mariano Werner y cedió el liderazgo para hacer foco en el ritmo de carrera. Quien sí se trenzó en un emocionante mano a mano con Agustín Canapino, rival directo del líder del certamen, fue Leonel Pernía, que luchó hasta donde pudo para aguantar la tercera posición.


De ahí en más, se estabilizó la acción. A pesar de tener un desajuste con la dirección hidráulica en las primeras vueltas, Ardusso se mantuvo competitivo y afortunadamente el inconveniente desapareció poco después. A mitad del total de vueltas, Pernía sufrió la rotura del neumático delantero izquierdo, y sobre el final debió abandonar tras un encontronazo con algunos rivales en su intento de recuperar desde atrás, viéndose impedido de poder cerrar el año en el podio. Poco antes, Martín Moggia había corrido la misma suerte y no logró ver la bandera de cuadros.


En la última vuelta Facundo se retrasó y perdió la segunda colocación, cayendo al quinto lugar. Sin embargo, el resultado era favorable para la consagración y transitó los últimos metros escoltado por Emiliano Spataro, que concluyó sexto.


En un final no apto para cardíacos, plagado de emociones en un instante, Facundo Ardusso se alzó con el campeonato de Súper TC2000 y sumó el título de marcas al de equipos que la escuadra ya había logrado en Buenos Aires y pone punto final a otro año absolutamente exitoso en lo personal para él y para Renault Sport.