RS 2000, una locura

La unidad de color negro del Ford RS200 de 1986 que aparece en estas imágenes es una pieza extremadamente rara. Según su vendedor, solo llegaron a salir 2 ejemplares con este color de carrocería de las instalaciones de Aston Martin Tickford, la compañía a la que se encargó el raro acabado de pintura de estas unidades.

Este acabado no era precisamente, pues tenía un costo de 3.500 libras de la época, por lo que no es de extrañar que la mayoría de los clientes simplemente se conformaran con el acabado en color blanco, que por otra parte sienta extraordinariamente bien a la musculada carrocería del Ford RS200 de calle.

Sin embargo, que todos los ejemplares deportivo británico cuenten con una combinación cromática tan parecida es lo que precisamente hace tan especial a ejemplares como este, puesto que el efecto de su carrocería de color negro es de lo más llamativo y espectacular.

En el interior también nos encontramos con una configuración muy llamativa, con los revestimientos en color negro pero el aro del volante XR3 en piel de color rojo, a juego con diversas inserciones que encontramos también en ese color. Resulta llamativo que el cliente original de este modelo no solicitará los habituales asientos de color rojo.

Aunque además de su espectacular combinación de colores su configuración mecánica y su condición actual también son muy reseñables. Esta unidad se encuentra actualmente a la venta a través de un anuncio clasificado de la web ‘Bring a trailer’ y el vendedor ha facilitado la documentación original del modelo, en la que podemos comprobar como esta rara opción de color fue aplicada en fábrica y no a posteriori, además de descubrir que este cuenta con la configuración de motor opcional de 350 hp (355 CV) además de los elevalunas eléctricos.

Publicado por Motor Es.