GTE, lo piden todos

Tesla no es el único fabricante de vehículos eléctricos que tiene dificultades para responder ante una demanda en auge. Volkswagen, a pesar de ser uno de los mayores fabricantes de automóviles del mundo, se siente desbordado por la demanda de algunos de sus modelos plug-in. La lista de espera para la versión híbrida enchufable del Volkswagen Golf supera ya el año en algunos países y la firma alemana ha decidido suspender temporalmente los pedidos del Golf GTE.


Primero se conoció la alta demanda del Volkswagen e-Golf, por lo que la compañía decidió aumentar su producción incorporando un segundo turno de trabajo en su 'Fábrica de Cristal', en Dresde, pasando a ensamblar de 35 a 70 vehículos al día (2.100 mensuales). Sin embargo, las ventas en Europa después de once meses han sido inferiores a las 12.000 unidades.


Ahora, Volkswagen no puede producir suficientes Golf GTE para satisfacer la demanda y, por el momento, empezando por el Reino Unido. El fabricante alemán ha suspendido los pedidos para evitar que los tiempos de espera sean demasiado largos para la versión plug-in hybrid del Golf, mientras que las ventas del resto de modelos siguen inalteradas.


El Volkswagen Golf GTE dispone de un motor de gasolina TSI de 1.4 litros con 110 kW y 150 CV, además de un motor eléctrico de 75 kW y 102 CV. Su potencia total combinada es de 202 CV y cuenta también con una caja de cambios de seis velocidades desarrollada específicamente para modelos híbridos.


El VW Golf enchufable acelera de 0 a 100 km/h en 7.6 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 222 km/h, con un consumo de combustible combinado de 1.8-1.6 litros/100 km y 12-11.4 kWh/100 km. Incorpora además un paquete de baterías de iones de litio de 8.7 Kwh, que le permiten una autonomía en modo totalmente eléctrico de 50 kilómetros (según el ciclo NEDC) y un alcance total de 880 km.


Info Hibridos y enchufables