Audi A1 mas largo

Audi ha presentado la segunda generación de su modelo más pequeño, el A1 Sportback, que aumenta ligeramente su tamaño, adopta notables mejoras tecnológicas y abandona el formato tres puertas.

Así, el Audi A1 Sportback 2018 'estira' 5,6 centímetros, hasta los 4,03 metros, mientras que su anchura se mantiene en 1,74 m y la altura se cifra en 1,74 m. La capacidad del maletero ha aumentado en 65 litros, dando como resultado un cubicaje de 335 litros que se incrementa hasta los 1.090 litros con los asientos traseros abatidos.

Estéticamente, en el frontal destacan la ancha parrilla Audi Singleframe situada muy baja y las entradas de aire laterales, así como las tres rendijas planas con las que se rinde homenaje al Audi Sport quattro de 1984, el icono de rallyes de la marca.

Visto lateralmente, el nuevo Audi A1 Sportback también "recuerda a los Audi Ur-quattro y Sport quattro de los años 80" por el pilar C trasero inclinado y plano, que parece impulsar al coche hacia delante incluso cuando está parado, explica la marca. El techo de contraste, disponible en dos colores oscuros, finaliza sobre los pilares C, lo que proporciona una impresión de que el techo es más plano y hace que el coche parezca más bajo.

Con el equipamiento S line, el carácter deportivo se enfatiza aún más con diversos elementos que incluyen entradas de aire más grandes, taloneras laterales acentuadas, una hendidura alargada bajo el capó y el spoiler trasero de techo más grande. La versión más potente se distingue también por una llamativa doble salida de escape.

Asimismo, la versión Epic edition, disponible desde el lanzamiento, monta llantas de 18 pulgadas en color bronce, blanco o negro, según el tono de los llamativos detalles exteriores. Recordando al legendario Audi Sport quattro, los faros LED y grupos ópticos traseros LED van oscurecidos. Los aros Audi en la parrilla Singleframe y la nomenclatura del modelo en la zaga van en color negro.

Respecto a la motorización, la gama de propulsores del nuevo modelo incluye motores de gasolina con potencias que van desde los 95 caballos hasta los 200 caballos, asociados a un cambio manual o bien una transmisión S tronic de doble embrague de siete marchas, excepto el modelo tope de la gama, que está ligado de serie a una transmisión S tronic de seis velocidades.

El interior es el más deportivo de la clase compacta", en palabras de la firma, y está enfocado al conductor con su diseño emotivo y personalizable. La pantalla y las salidas de ventilación del lado del acompañante están integradas en un área con acabado black panel. El paquete opcional de iluminación ambiental y contorno da vida al diseño interior en la oscuridad si se desea a través de elementos de luz LED, ofreciendo hasta 30 colores seleccionables.

El Audi A1 Sportback viene de serie con una instrumentación digital de alta resolución de 26 cm (10,25 pulgadas) y volante multifunción. El Audi virtual cockpit opcional ofrece información completa y variada directamente en el campo de visión del conductor, desde las indicaciones para la navegación, hasta mapas dinámicos, y también contenido de infotainment, amén de gráficos de algunos de los sistemas de asistencia a la conducción.

Asimismo, de serie incluye el MMI radio, que se controla a través de los botones multifunción del volante, y el display en la instrumentación digital. En la configuración superior, el MMI Navegación plus ofrece una pantalla táctil de 25,7 cm (10,1 pulgadas) que se integra perfectamente en la apariencia black panel del conjunto. Como en un smartphone, todas las órdenes son vía entrada táctil. La última generación de control por voz mejora aún más el diálogo entre conductor y coche.

Info El Economista