Ferrari SUV?

¿Es realista pensar que Ferrari podría acabar subiéndose al carro de los SUV? Todo es posible, sin embargo hay algunos puntos que indican que es una posibilidad muy plausible. Empezando por la necesidad, impuesta por Sergio Marchionne, de vender más de 10.000 coches al año en 2025. Eso implica que, según la normativa europea, Ferrari debe reducir sus emisiones de CO2 en un 25 % en 2019 con respecto a su nivel de 2007 y del orden del 45 % en 2020, también con respecto al nivel de 2007.


El quid de la cuestión es que esa reducción no debe ser solo teórica sino efectiva, es decir, los coches que ayuden a rebajar las emisiones se deben vender. Sí, los futuros Ferrari serán todos híbridos de alguna manera , pero no es descabellado pensar que con un SUV que luzca el Cavallino Rampante Marchionne lo tendría fácil para lograr ese objetivo.


Informe Motorpasion