FORD Y MENOS MOTOR

Con motivo de la Superbowl, se ha presentado en Dallas (Texas) el nuevo Ford Expedition, exclusivo para el mercado estadounidense. Ante la ausencia del desmesurado Ford Excursion, es el SUV más grande fabricado por Ford. Es un SUV tradicional, basado en un chasis de largueros y travesaños, sobre el que se ha montado una carrocería de aluminio. Comparte chasis de largueros con las Ford F-150, de las que también hereda sus dietas de adelgazamiento a base de metales ligeros y aceros de alta resistencia, pesando 138 kilos menos que su predecesor. Cargada de diseño y tradición yankee, la gran novedad es que prescinde de los grandes V8 de antaño.




Está basado en el chasis de una Ford F-150, sobre la que se ha montado una lujosa carrocería de aluminio.

Cuando una institución como el Ford Expedition, un SUV que compite en tamaño y posicionamiento con los Chevrolet Suburban – mide unos 5,5 metros de longitud – se pasa al downsizing y la turboalimentación, es cuando de verdad entendemos que los V8 están en peligro de extinción. Su motor es un 3.5 V6 EcoBoost, de potencia aún no declarada, pero con toda seguridad de entre 350 CV y 400 CV. Con mecanismo Stop & Start, pasa su potencia a las cuatro ruedas – el sistema 4WD posee un autoblocante electrónico para distribuirla adecuadamente – mediante la nueva caja automática de 10 relaciones estrenada ya en otros Ford.


Fuente Diario Motor