Por algo no venden

La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor reveló problemas de seguridad para los usuarios; una constante en las principales fallas de los vehículos. Se llamará a revisión más de 85.000 autos y camionetas.


 


El ritmo de producción que lleva la industria automotriz mundial produce fallas y desperfectos que parecen inevitables. El mayor problema aparece cuando ese defecto afecta a la seguridad. Es ahí cuando aparece la llamada a revisión o recall, que son generadas por los propios fabricantes.


La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor acaba de difundir distintas alertas presentadas en los últimos días por las filiales locales de las empresas Ford, Volkswagen y Renault por fallas en vehículos de su fabricación.


Entre los vehículos que fueron llamados a revisión aparecen la pickup Ford Ranger, fabricada en la Argentina, los VolksWagen Polo y Virtus y los Renault Duster y Duster Oroch, producidos en Brasil.


Cuando se realiza un llamado de este tipo, el cliente debe presentarse en un concesionario oficial en donde se realizará la reparación o el reemplazo de la pieza, en caso de ser necesario.


En estos casos, el costo del trabajo realizado o del elemento que haya sustituido es gratuito para cliente y corre por cuenta de la marca.


En el caso de la Ford Ranger, la falla aparece en 38.978 unidades que fueron producidas entre 2016 a 2018.



Según lo comunicado por la compañía, se detectó que el movimiento habitual del sistema de suspensión y dirección podría ocasionar el desgaste prematuro de las mangueras de freno, con la posibilidad de pérdida de líquido hidráulico en casos extremos.


Para solucionar este problema, Ford informó que desarrolló nuevas mangueras con un material más resistente y un diseño más robusto, que será reemplazada de forma gratuita a partir del 15 de mayo y luego de solicitar un turno en algún concesionario oficial.


La manera de saber si un vehículo está incluido en este llamado es a través del número de chasis. Para este caso, se trata de unidades comprendidas entre los números de serie HJ000353 a HJ499763 (modelo 2017), JJ008988 a JJ497266 (modelo 2018) y KJ060880 a KJ121752 (2019).


En el caso de losVolkswagen Polo y Virtus, la falla detectada está en la fijación del revestimiento de la columna central o Pilar B(el parante que se ubica entre la puerta delantera y la trasera) lo cual puede afectar el funcionamiento del airbag lateral y generar un daño físico tanto al conductor como al acompañante.



Según la marca alemana, no se ha reportado ningún accidente en nuestro país que esté relacionado con esta campaña.



El desperfecto involucra a un total de 29.378 unidades, comprendidos entre los números de chasis 9BWAL5BZ*JP001744 hasta 9BWAL5BZ*KP553823, en el caso del Polo, y del 9BWDL5BZ*JP016154 hasta 9BWDL5BZ*KP543170, para el Virtus.


El procedimiento es el mismo: hay que ponerse en contacto con un concesionario oficial para solicitar turno y proceder a la inspección y reparación, en caso de ser necesario.


La falla de los modelos de Renault afecta a 17.222 unidades, y se trata de un posicionamiento incorrecto de una membrana de sellado del servofreno, lo cual podría requerir un mayor esfuerzo del conductor sobre el pedal del freno.

El Dia de Gualeguaychu