VW Polo, lo nuevo

A simple vista, el diseño parece idéntico al de la versión europea, sin embargo, el frente recibe una ligera modificación para encajar con el gusto de la región. Volkswagen realizó diferentes sondeos para conocer la opinión de los brasileños respecto al diseño del Polo. El resultado fue una ligera modificación en la zona de la defensa, que para Latinoamérica albergará tomas de aire más grandes y una nervadura en forma de V.

El resto permanece tal y como lo conocimos hace unas semanas. El tope de gama contará con luces de conducción diurna de LED, pero los faros son de halógeno para todas las versiones. Según versiones, está disponible con tres juegos de rines de 15, 16 y 17 pulgadas.


Al hacer uso de la plataforma MQB A0, el nuevo Polo se beneficia de una estructura más rígida, con una composición de más de un 50% de acero de alta y ultra alta resistencia, lo que le permite reducir 44 kilos en la báscula e incrementar los niveles de seguridad. Pasó con honores su prueba de choque realizada por Latin NCAP.



Aún no sabemos si el Volkswagen Polo 2019 estará disponible en México con estos sistemas, pero al menos en Brasil hereda de Europa la apuesta por la tecnología de conectividad. Como equipo opcional para las versiones Comfortline y Highline, el Polo puede pedirse con infotenimiento Discover Media con pantalla de 8 pulgadas, navegación en 3D y compatibilidad con Android Auto y CarPlay.

Adicionalmente, el tope de gama ofrece como equipo opcional el Active Info Display que convierte el cuadro de instrumentos en una pantalla de alta resolución de 10.25 pulgadas, desde la cual se puede observar información relevante de la conducción, de la música, del teléfono, de la navegación y de algunos ajustes del vehículo.


El diseño del tablero es compartido con la versión europea, aunque los niveles de personalización en los acabados del modelo brasileño están mucho más limitados. Seguramente la selección de algunos materiales también será distinta, pero apuesta por una atmósfera de calidad al combinar acabados gris brillante, con acabado piano y plástico mate.

En Brasil, la gama del Volkswagen Polo 2019 estará compuesta por cuatro versiones: 1.0, 1.6 MSI, Comfortline y Highline. De serie, todos llevan aire acondicionado, vidrios y seguros eléctricos, computadora de viaje, soporte para celular con entrada USB para recarga y frenos ABS. Para las versiones base —1.0 y 1.6 MSI— está disponible, como opción, el sistema de infotenimiento Composition Touch con pantalla de 6.5 pulgadas, volante multifuncional y rines de aluminio de 15 pulgadas.

La versión Comfortline suma faros de niebla con alumbrado en curva, infotenimiento Composition Touch, sensores de reversa, rines de aluminio de 15 pulgadas, espejos de ajuste eléctrico, calaveras oscurecidas y volante multifuncional. Hay dos paquetes opcionales: Tech I, que incluye llave de presencia, control de velocidad crucero, sensores de proximidad delanteros, retrovisor electrocromático, cambios al volante, sensores de luz y de lluvia y rines de 16 pulgadas; y Tech II, que suma monitoreo de presión de neumáticos, climatizador automático, portavasos refrigerado, cámara de reversa, detector de fatiga, frenado postcolisión y volante forrado en piel.


El tope de gama es el modelo Highline, que suma luces de conducción diurna de LED, llave de presencia, control de velocidad crucero, cambios al volante, rines de 16 pulgadas, climatizador automático, portavasos refrigerado y volante forrado en piel. De manera opcional se puede pedir con vestiduras en piel sintética, monitoreo de presión de neumáticos, cámara de reversa, detector de fatiga, espejo retrovisor electrocromático, frenado postcolisión, sensores de luz y de lluvia, infotenimiento Discover Media, rines de 17 pulgadas y el sistema Active Info Display.


.En lo que respecta a seguridad, todas las versiones llevan cuatro bolsas de aire y ABS. Las versiones Comfortline y Highline suman frenos de disco en las cuatro ruedas, control electrónico de estabilidad, bloqueo electrónico de diferencial y control de tracción. Las versiones 1.0 y 1.6 MSI pueden llevar, de manera opcional, control de estabilidad.

La gama de motores para Brasil está compuesta por tres opciones. El modelo de acceso a la gama lleva un motor atmosférico de 1.0 litro de 84 caballos —el mismo que Up!— y transmisión manual de 5 velocidades. Le sigue el bloque atmosférico de 1.6 litros de 110 hp que llevan actualmente el Ibiza y el Vento, disponible con transmisión manual de cinco velocidades.


La configuración más interesante corresponde a las versiones con motor turbo de tres cilindros de 1.0 litro, que desarrolla 115 hp y 147 lb-pie de par. Volkswagen llama a este motor "200 TSI". A diferencia del modelo europeo, en Brasil no estará disponible la transmisión DSG de 7 marchas, en su lugar está disponible una automática Tiptronic de 6 velocidades.

Con este motor, bajo la homologación de Brasil, Volkswagen promete un rendimiento de 11.6 km/l en ciudad y 14.1 km/l en carretera. El motor de 1.6 litros ofrece un rendimiento de 12 km/l en ciudad y 13.9 km/l en carretera.

Este auto se presentara en breve aqui en Argentina.

Info y Foto  Motorpasion