VW, se recupero del escandalo

Volkswagen logró con todas sus marcas una cifra de 10,3 millones de unidades vendidas en 2016, lo que supuso una ventaja de 120.000 vehículos con respecto a su gran rival, Toyota, que cerró el año con 10,18 millones de unidades. Un gran éxito para el consorcio alemán, que arrastra el caso 'dieselgate', algo que parece no afectarle para seguir creciendo.

Ambos grupos industriales llevan varios años compitiendo por este primer puesto en el ranking mundial con cifras en torno a las 10 millones de unidades y que los últimos cuatro años se había saldado con la victoria de Toyota. Superar esa cifra de 10 millones les sitúa un escalón por encima de General Motors, que durante muchos años ha sido el líder mundial, y también por delante de los dos nuevos consorcios que se han sumado a esta lucha, la Alianza Renault Nissan y el grupo coreano Hyundai.


Fuente El Confidencial