Argentina no es competitiva...

La empresa japonesa realizó una inversión de u$s600 millones para fabricar en el país, además de su vehículo, dos modelos más de pickups para sus socios, la Alaskan, de Renault, y la Clase X, de Mercedes-Benz, que significa el debut de la automotriz alemana en este tipo de vehículos.


El argentino José Luis Valls, presidente de Nissan para América Latina, sabe que la producción local solo puede abastecer en el exterior al mercado brasileño, donde rige el acuerdo comercial bilateral. "Hoy por hoy la Argentina no es competitiva. Estamos trabajando en toda la cadena de valor para hacerla más competitiva. Si queremos crecer, tenemos que ser competitivos y sostenibles", señaló el ejecutivo a un grupo de periodistas en San Pablo, luego de anunciar que llegará al mercado local el auto eléctrico más vendido en el mundo: el Nissan Leaf.


Con respecto al dólar, Valls argumentó que la empresa no puede depender de la variación de la moneda. "Con una situación de insumos importados, la apuesta mía fue de entrada poder integrar localmente, si no la volatilidad te expone muchísimo. Estamos apostando a la integración local para llegar a niveles del 40% para el segundo año de producción. Trabajamos también con el Gobierno para que nos ayude con las leyes. No es un proceso fácil porque no hay una base de proveedores demasiado fuerte, se está desarrollando", explicó.


El timing para pasar de ser netamente importador a contar con una capacidad de producción de 70.000 unidades al año no pudo ser mejor: se espera que este año el mercado argentino rompa el récord de un millón de vehículos vendidos, mientras que Brasil comienza a recuperarse económicamente y promete superar los 2,4 millones de unidades.


"Soy muy optimista con el crecimiento del mercado. Las señales, desde el punto de la industria, son buenas. El sector en América Latina creció en niveles de 12%, nosotros hemos duplicado ese número, llegamos al 25% de crecimiento. Mucho lo debemos a nuestro modelo Kicks, que ha sido un gran suceso desde que lo lanzamos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro", dijo Valls, que está en la empresa nipona desde 2011.


"Japón nos sigue apoyando; tenían un escepticismo muy grande al principio y ahora ya empiezan a ver resultados muy sólidos en la región y muy fuertes en la Argentina. Hay mucho entusiasmo sobre lo que está pasando en el país", agregó el ejecutivo.

I Profesional