Bolt para abajo

El Chevrolet Bolt, conocido en Europa como Opel Ampera-e, está sufriendo una mala racha en Estados Unidos. El conocido coche 100% eléctrico de General Motors está perdiendo interés por parte de los conductores que están apostando por la movilidad sostenible. Y es que entre los meses de enero y septiembre de 2018 sus ventas reportan una caída del 17%.

Chevrolet Bolt, el coche 100% eléctrico de General Motors. En Europa se vende bajo la marca Opel.

Mucho ha llovido desde el anuncio realizado por General Motors el pasado mes de marzo con respecto al Chevrolet Bolt. Por aquel entonces, la propia Mary Barra, CEO de GM, aseguró que la producción del coche 100% eléctrico de Chevrolet sería aumentada con el objetivo de dar respuesta a la creciente demanda que estaba cosechando en su mercado natal. Ahora, nos enteramos de que las cosas no le van nada bien.

Durante el transcurso de este año las ventas del Chevrolet Bolt en Estados Unidos han ido de mal en peor. En la actualidad el Bolt se encuentra en yendo a toda velocidad y sin frenos por una pronunciada cuesta. Una situación que contrasta con la que vive el modelo en otros mercados donde es comercializado, como México, Canadá y Corea del Sur, donde sus ventas sí siguen creciendo.

Durante el tercer trimestre de 2018 se han vendido en Estados Unidos un total de 3.949 unidades del Chevrolet Bolt, lo que supone un descenso del 41% si se compara con el mismo periodo del ejercicio anterior. Si observamos los datos acumulados, es decir, el periodo que comprende de enero a septiembre de 2018 el reporte sigue siendo una caída de las ventas. Hasta el mes de septiembre de este año las ventas del Bolt han alcanzado las 6.710 unidades, lo que se traduce en una caída del 17% respectivamente.

FOTO Y TEXTO MOTOR.ES