FOCUS ELECTRICO

Ford acaba de presentar el Focus eléctrico. Se trata de una variante del Focus actual, que se caracteriza porque está propulsada únicamente por un generador eléctrico, lo que permite viajar y conducir sin expulsar emisiones contaminantes.


No es el primer Focus eléctrico con el que cuenta la firma del óvalo. De hecho, Ford ya en 2014 presentó un compacto con baterías, similar al modelo que ahora acaba de lanzar. Sin embargo, la principal diferencia con su antecesor es que este Focus mejora la autonomía y la capacidad de carga.


En este sentido, conviene señalar que este nuevo Focus eléctrico está impulsado por un generador eléctrico que rinde una potencia máxima de 145 CV y que es capaz de recorrer un total de 225 kilómetros con una sola carga, siempre según datos de la propia compañía. Esta autonomía ha sido mejorada respecto a su antecesor ya que cuenta con un 50% más de capacidad de almacenamiento. Y lo mismo ocurre con los tiempos de carga que ahora son más rápidos, gracias a la mejora de la carga rápida.


La batería de este nuevo Ford eléctrico tiene una capacidad de 33,5 kWh. Esta batería, además, se puede recargar en muy poco tiempo –en torno a 30 minutos- si se conecta a tomas de carga rápida. Por el contrario si se opta por un enchufe doméstico, el tiempo de carga aumenta hasta más allá de las cinco horas. En el caso de que se quiera realizar una recarga doméstica más rápida –en torno a 3 o 4 horas-, el Focus tendría una autonomía de 150 kilómetros.


Fuente Diario Sevilla