Nissan Leaf, para todos

Nissan acaba de presentar el que, según la propia marca, es el coche eléctrico para todos los públicos, y para todos los bolsillos, más avanzado del mercado. En 2010, el Nissan Leaf aterrizaba en un mercado en el que un coche eléctrico dedicado, espacioso, y con un mínimo de calidad, ya podía despuntar y diferenciarse de productos que aún estaban lejos de acercarse a los estándares de calidad de sus homólogos con motor de combustión interna. Pero en estos años han cambiado mucho las cosas. Tesla marcaba un antes y un después, especialmente en lo referente al problema de la autonomía, aunque aún alejada del eléctrico para las masas que propugna Nissan. Ahora bien, ¿será el Nissan Leaf 2018 el eléctrico más avanzado del mercado? ¿Habrá conseguido Nissan crear un Tesla para todos los públicos?

Si por algo se caracterizaba el Nissan Leaf era precisamente por haberse construido sobre una plataforma nueva, ser un producto completamente diferenciado del resto de la gama de Nissan, y con una estética moderna. El nuevo Nissan Leaf preserva esa idea y acoge un nuevo diseño en el que, no obstante, se ha mantenido la imagen de la marca, con detalles comunes como su parrilla frontal en forma de uve, y un diseño de pilar trasero flotante. Y detalles de nueva factura, como un acabado de carrocería en varios colores, que permitirían decorar el techo en un color diferente contrastando aún más con el negro de su línea lateral y el portón trasero.

El Nissan Leaf ha revisado completamente su estética con motivo del lanzamiento de su segunda generación y apostará por la personalización con una carrocería que puede configurarse en dos colores


Pero el gran salto de la segunda generación del Nissan Leaf tiene que ver con su autonomía y la capacidad de sus baterías. De los 30 kWh que se llegaron a ofrecer en las últimas iteraciones del primer Leaf, hemos pasado a un Nissan Leaf con una batería capaz de almacenar 40 kWh de energía. Lo suficiente para que este nuevo Nissan Leaf sea capaz de ofrecer una autonomía de 378 kilómetros, la distancia que podríamos recorrer con una única carga completa, siempre según homologación (NEDC).


En la práctica, la distancia máxima que podrá recorrer será inferior. Pero estaréis conmigo en que el salto es importante, con respecto a los 250 kilómetros (NEDC) que llegó a homologar el antiguo Leaf de 30 kWh.


Serían cifras inferiores a las de Tesla, o a las del nuevo Opel Ampera-e, que con baterías de 60 kWh prometía unos 500 kilómetros teóricos, y 380 kilómetros en condiciones reales. Pero, aún así, son cifras realmente halagüeñas y representativas de los eléctricos que veremos en la calle en la recta final de esta década.


Según homologación (NEDC) la autonomía del Nissan Leaf será de 378 kilómetros, que en la práctica, en condiciones reales, serán significativamente menos

El Nissan Leaf estrenará también las últimas ayudas a la conducción de Nissan, los sistemas ProPILOT que automatizarán algunas tareas y facilitarán la conducción en autovía, a modo de piloto semi-autónomo capaz de “conducir” el coche en un único carril. Más información de ProPILOT en el Nissan Leaf.

También contará con ProPILOT Park, un sistema de aparcamiento automatizado más avanzado. Más información de ProPILOT Park en el Nissan Leaf.


Nissan incluso ha previsto revisar el estilo de conducción de un coche eléctrico, proponiendo su modo e-Pedal, que con un sistema de regeneración de energía con mucha retención permitiría conducir con un único pedal, pisando el acelerador para ganar velocidad y soltándolo no solo para dejar de acelerar, sino también para frenar. Más información de e-Pedal en el Nissan Leaf.


A bordo, el Nissan Leaf también se ha revisado profundamente. El interior Leaf contará ahora con un diseño más limpio, y en apariencia de calidad – aunque esto tendremos que comprobarlo cuando lo veamos en directo – con una instrumentación en la que ganan terreno las pantallas (con una TFT de 7″) y un equipo de entretenimiento central con pantalla táctil, compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Nissan también propone un Leaf que facilitaría la interconexión del coche eléctrico con el hogar y la infraestructura. Nissan propone a sus clientes que aprovechen el Nissan Leaf y sus baterías, junto con otros servicios y sistemas de la marca, para suministrar energía en el hogar, ya sea para hacer un uso inteligente de esta – recargar baterías cuando la energía sea más barata y utilizarla cuando esta sea más cara – o facilitar el autoconsumo, o incluso ayudarnos en situaciones de emergencia, como una catástrofe que implique un corte del suministro eléctrico.


 

 DIARIOMOTOR